ALFARERÍA Y ORFEBRERÍA (tercera parte)

La cultura Pijao, en comparación con otros pueblos indígenas, no dejó mayor contribución al campo de la cultura material, sin embargo existen muestras maravillosas de su industria y labor manuales; en especial en los campos de orfebrería y alfarería, los cuales estaban en vía de desarrollo.

Hallazgos  Arqueológicos hechos en Rioblanco, Espinal, y otros municipios del Sur del Tolima, por  Julio César Cubillos y Víctor Bedoya muestran la gran influencia de las culturas Karibe, Chibcha y Kechua sobre los Pijao, entre los valiosos objetos excavados se encuentran: Vasijas de barro; ollas, sartenes, jarras, múcuras de cuello estrecho, adornadas con figuras geométricas  y dibujos en color ocre, sepia y negro con acabados perfectos. Otros artefactos más domésticos encontrados son totumas o cuyabras, calabazos y banganas, hechas con cáscara de ahuyama.

Víctor Bedoya describe la cerámica del pueblo Pijao con la siguiente frase: “ya empezaban a imitar los procedimientos de los Quimbaya; al menos, en la forma del modelado. Se conocen morteros grabados en granito; tronos labrados en rocas sedimentarias: estatuitas labradas en piedras pómez; fetiches de barro y de madera; el busto de una reina, artísticamente labrado”[1]

Como se ha descrito en anteriores párrafos, el trabajo de manual de los Pijao no fue tan notable como el de los Quimbaya y otros pueblos cercanos, aun así existen en Museos gran cantidad de adornos; pectorales, platillos con calados romboidales, alfileres, pieles usadas como vestuario, pinzas para afeitar, peines de oro, argollas, brazaletes y torzales entre otros elementos.

En la alfarería Julio cubillos destaca la variedad de los tipos de cerámica, los cuales cambiaban según el ambiente geográfico, el material plástico del suelo que imprimió características  especiales en la forma, el procedimiento de cortar hierro y acero por medio de una delgada hebra de algodón torcido con agua y arena.

BIBLIOGRAFIA.

TOBAR, José Miguel.  LOS PIJAOS SUS ASCENDIENTES Y DESCENDIENTES, 1958, Bogotá. PONTIFICIA           UNIVERSIDAD JAVERIANA

MINERVA, editorial,  PRECOLOMBIA, 1963, Bogotá.

Agradecimientos a la Biblioteca Darío Echandía del Banco de la República


[1] Víctor Bedoya. Ob. Cit. Pag. 36 cap. 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s