LOS ESPIRITUS, EL ORO Y EL CHAMAN (Primera parte)

En este esta oportunidad, les hablaré de mi visita a la valiosa exposición itinerante que se encuentra en el banco de la republica (cuya invitación envié en la anterior publicación). Aunque se aleja del contexto histórico y geográfico en el cual venía trabajando, no deja de ser relevante para llegar a contestar las importantes preguntas ¿Quiénes somos? y ¿para dónde vamos? Que se constituyen en el eje central de nuestro blog.

Por ello, haré un breve resumen de lo que allí podemos encontrar; la exposición, muestra desde una mirada simbólica, una selección de objetos del Museo del oro, entre los que se encuentran artefactos de orfebrería, cerámica y piedra, elaborados por las sociedades orfebres prehispánicas de Colombia entre el 500 a.C y la conquista española. Se aparta un poco de la mirada tradicional a la cultura material prehispánica, y se centra en un recorrido por varios de los temas más importantes del pensamiento cosmológico y el mundo ritual amerindio, haciendo énfasis en la idea de transformación chamanica. Tales temas son: identidades de la persona, las plantas del poder, la danza de los espíritus, los destinos de las almas, la guerra y los sacrificios y la situación indígena a partir de la conquista.

La orfebrería Prehispánica de Colombia:

En Suramérica, se originó la metalurgia hace más de  4.000 años, con el tiempo se difundió a Colombia.  Para el siglo V a.C., habitaban culturas en Tumaco, que dominaban el trabajo de los metales. Durante los casi dos mil años  de desarrollo de la metalurgia en el territorio colombiano, surgieron una gran variedad de estilos orfebres, se elaboraron miles de piezas y se perfeccionaron complejas técnicas. Adjunto a la información citada, aparece expuesta una tabla cronológica de las sociedades orfebres, con datos de las principales etnias del país. En el Tolima, estas datan desde antes del 500 a.C. También, se encuentra al iniciar la exposición un mapa de las áreas arqueológicas y grupos indígenas actuales en Colombia.

Entre las formas de los artefactos expuestos se aprecian:

Aves, que simbolizan los niveles superiores.

Caracoles, por forma espiral representan el tiempo mítico.

Murciélagos, habita en las cuevas del inframundo, sembrando yuca y otros alimentos en la noche y durmiendo en el día.

Cangrejos, por ser semiacuáticos actúan como mediadores entre los mundos de la tierra y el agua.

Figuras sentadas en banquitos y mambeando coca, actividades asociadas con el pensar y el recitar.

Bandejas de orfebrería, adornadas con figuras de aves, jaguares y serpientes, desde los cuales se inhalaba un rapé hecho de semillas de yopo trituradas.

Instrumentos musicales, que reproducen los sonidos de los animales y de otros seres.

Placas colgantes, cuya profusión evidencia la importancia simbólica del metal.

La naturaleza humanizada: Representaciones de hombre-langosta, hombre-serpiente, hombre-murciélago y hombre venado revelan la multiplicidad de transformaciones posibles.

Las narigueras, obraban cambios de rostro y la identidad. Levantaban la nariz para semejar la aleta del murciélago, o la convertían en hocico dorado del jaguar, o en pico de ave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s