PAGAMENTO: DONDE Y A QUIEN (PARTE 2)

La semana pasada hablamos del pagamento a la madre naturaleza, este tipo de pagamentos que se realizan en ambos solsticios y equinoccios, y que son los pagamentos más grandes e importantes.

Para quienes no han leído el artículo de la semana pasada, click aquí.

Esta semana, vamos a hablar un poco más de los pagamentos menores, (aunque no por esto menos importantes). Estos pagamentos son hechos a deidades específicas o simplemente a espíritus de la naturaleza. Además trataremos algunos de los lugares donde estos pagamentos son llevados a cabo, a nivel del Tolima.

Cada pagamento va estrechamente ligado con el lugar donde se realiza, ya que siempre son lugares sagrados, hogar de algún dios o de algún espíritu, al quien se quiere honrar y pagar con la ceremonia.

Algunos de estos lugares son:

  • Los Cerros Avechucos (localizados en el municipio de Ortega, Tolima), Un lugar que, según los indígenas, es el hogar de los dioses.
  • El Cerro de Pacandé, hogar de Ibanasca, la diosa de los vientos.
  • La Serranía de Calarma, donde se honra a Chucui, el arco iris mismo, ya que según la creencia, cuando el mundo fue creado, fue el arco iris quien se encargó de llevar las aguas de un lugar a otro, al rededor de la tierra sólida recién creada, para que cesara la lucha entre lo mojado y lo seco, entre el calor y el frío.
  • La Laguna de Llaverco, aquí se suele hacer pagamento a los espíritus del agua, en especial al espíritu de la gran serpiente mitológica que se dice que alguna vez habitó allí.

Una de las razones por las cuales los pagamentos son realizados en estos lugares, desde el punto de vista antropológico, es debido a que todos estos lugares están localizados a gran altitud, y el hombre desde que tiene concepciones religiosas siempre ha apuntado a las montañas o a los lugares altos como hogar de sus dioses. Ejemplos de esto se ven en infinidad de culturas al rededor del mundo, desde las primeras sociedades animistas en áfrica que creían que los espíritus de los ancestros vivían en las montañas y por ello procuraban enterrar a sus muertos en las laderas de estas; pasando por la cultura griega antigua, donde se creía que los dioses vivían en el Monte Olimpo, hasta nuestra propia cultura indígena, que como acabamos de ver aún hoy en día honra a sus dioses en las montañas.

Cerro de pacandé desde el lado norte

Cerro de pacandé desde el lado norte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s